dentista de urgencia phoenix az dentista de urgencia phoenixDe hecho, existen varias emergencias dentales comunes que requerirán una visita inmediata a su dentista para garantizar que se le brinde la atención y el tratamiento adecuados. Anteriormente, discutimos la respuesta inmediata que uno tiene que dar ante el dolor de muelas, un diente caído, roto o astillado y un diente flojo o parcialmente desalojado. En esta publicación, analizamos otras posibles situaciones que podrían requerir que programe una cita con un dentista de emergencia en Phoenix, AZ.

  1. Absceso – Se trata de una acumulación localizada de pus, que indica infección en el espacio entre los dientes y las encías, o alrededor de la raíz del diente. Esto puede ser el resultado de un cuidado bucal deficiente u otras afecciones subyacentes, como trastornos autoinmunes u otras enfermedades que debilitan el sistema inmunológico, como el cáncer y la diabetes. Este es un problema grave que puede provocar más daños estructurales y tisulares, y también puede afectar otras partes del cuerpo si no se trata.

Si ve una hinchazón parecida a un grano en las encías, generalmente acompañada de dolor, consulte a su dentista de inmediato. Mientras tanto, puedes enjuagarte la boca con una solución suave de agua salada (disuelve media cucharadita de sal en 8 onzas de agua) para aliviar el dolor y sacar el pus hacia la superficie. Haz esto varias veces al día.

  1. Lesiones de tejidos blandos – Varias actividades o accidentes pueden dañar los tejidos blandos de la boca (labios, encías, lengua y mejillas) y provocar sangrado. Para controlar el sangrado, puede enjuagarse la boca con una solución suave de agua salada, mantener en su lugar una gasa humedecida y aplicar una compresa fría durante cinco a 10 minutos. Si el sangrado no cesa, informe a su dentista o visite la sala de emergencias de su hospital más cercano.
  1. Soportes y bandas sueltos – Llame a su dentista para programar una cita. Para brackets sueltos, use cera de ortodoncia para volver a colocarlos temporalmente y aplíquela sobre los brackets para proporcionar algo de amortiguación. En cuanto a las bandas sueltas, guárdelas y consulte a su dentista inmediatamente.
  1. Tirantes y alambres rotos – Concertar una cita con el dentista. Mientras tanto, puedes reposicionar el cable usando el borrador de un lápiz. Si esto no funciona y el alambre sigue pinchando tu encía, lengua o mejilla, puedes cubrir la punta con una gasa, una bola de algodón o una cera de ortodoncia. ¡Nunca intentes cortar el cable porque puedes terminar tragándolo o, peor aún, inhalándolo hacia tus pulmones!
  1. Corona separada – Visita a tu dentista y llévate la corona. En caso de que no pueda llegar al centro dental de inmediato, intente aplicar un adhesivo para dentaduras postizas, pasta de dientes o cemento dental de venta libre y deslice la corona hacia atrás. Si le causa un dolor insoportable, puede aplicar una pequeña cantidad de aceite de clavo (puede comprarlo en su farmacia local) con un hisopo de algodón.
  1. Relleno perdido – Visita a tu dentista lo antes posible. Puedes cubrir temporalmente la cavidad con un cemento dental o chicle sin azúcar.
  1. Artículos alojados entre los dientes – Intenta utilizar hilo dental y retira el objeto con cuidado. Nunca utilices un alfiler u otros objetos afilados porque pueden rayar la superficie del diente y cortar las encías. Si no puedes quitar lo que está atascado, visita a tu dentista.

Es importante que siempre cuides bien tu salud bucal para prevenir estas situaciones. En caso de que quede atrapado en uno, será mejor informar inmediatamente a su dentista de urgencia. Fénix ofrece varios profesionales, simplemente necesitas tener uno de confianza y fiable entre tus contactos.